Notification Image
¡Adquiere una parte de Murena!
Saber más
OS-libre

¿Qué es un sistema operativo?

En primer lugar, volvamos a lo básico: ¿qué es un sistema operativo?
Por definición, un sistema operativo (SO) es un conjunto de programas que gestionan el hardware del ordenador y proporcionan servicios al software de aplicación.
El SO es un software esencial que actúa como intermediario entre el usuario de un ordenador o smartphone y el hardware de ese ordenador o smartphone.
Gestiona y coordina las actividades y comparte los recursos de la máquina, facilitando a los usuarios la interacción con los programas y el hardware. El SO se encarga de funciones cruciales, como gestionar la memoria, los procesos, los archivos y la E/S, y proporciona una interfaz de usuario, ya sea gráfica o basada en comandos. Algunos ejemplos de SO son Windows, macOS, Unix, Linux y Android.

Es algo así como el «director de orquesta» de un ordenador o un teléfono. Permite al usuario lanzar varios programas, gestiona archivos, se asegura de que el hardware funciona correctamente y proporciona una interfaz (como el escritorio en el que haces clic o una pantalla de inicio con tus aplicaciones) para que puedas interactuar fácilmente con tu dispositivo. Piensa en el SO como el intermediario que traduce tus acciones (como hacer clic en un icono) en instrucciones que el ordenador o el teléfono pueden entender y ejecutar.

Estas son algunas de las funciones clave de un sistema operativo:
Gestión del procesador: asigna tiempo de procesador a las distintas aplicaciones y procesos.
Gestión de la memoria: Controla la memoria RAM del ordenador, asignando espacio a las aplicaciones cuando lo necesitan y liberándolo cuando ya no lo necesitan.
Gestión de periféricos: proporciona interfaces para interactuar con dispositivos como discos duros, impresoras y pantallas.
Gestión de archivos: organiza los archivos en diferentes dispositivos de almacenamiento, como discos duros, y permite crearlos, leerlos, escribirlos y borrarlos.
Gestión de la seguridad y el acceso: protege la información almacenada en el sistema de accesos no autorizados y proporciona mecanismos de autenticación.
Interfaz de usuario: generalmente proporciona una interfaz (que puede ser gráfica o basada en línea de comandos) para que los usuarios puedan interactuar con el ordenador.

Algunos ejemplos comunes de sistemas operativos son Windows, macOS, Linux, iOS y Android. Los sistemas operativos no deben confundirse con el software. El término software engloba un conjunto más amplio de instrucciones digitales diseñadas para hacer funcionar ordenadores y smartphones. Todos los sistemas operativos son software, pero no todo el software es un sistema operativo. El software puede ser cualquier programa, desde tu navegador web hasta tu videojuego favorito, mientras que el sistema operativo es el software básico que permite que estos programas funcionen correctamente en la máquina.

 

¿Qué diferencias hay entre un sistema operativo denominado libre y un sistema operativo convencional?

La principal diferencia entre un sistema operativo tradicional (o propietario) y un sistema operativo libre se refiere a la licencia, el acceso al código fuente y las libertades ofrecidas a usuarios y desarrolladores. He aquí una comparación de ambos:
  1. Licencia y código fuente:
    • Sistema operativo libre: el código fuente es accesible al público, lo que significa que cualquiera puede consultarlo, modificarlo y redistribuirlo. Licencias como la GNU GPL garantizan estas libertades.
    • Sistema operativo tradicional/propietario: el código fuente suele ser cerrado y no accesible al público. Los usuarios compran licencias de uso, pero no tienen derecho a ver, modificar o redistribuir el código.
  2. Coste :
    • Libre: generalmente gratuito, aunque algunas distribuciones o versiones pueden venderse con servicios adicionales (por ejemplo, soporte técnico).
    • Propietario: A menudo de pago, con licencias que hay que comprar o renovar.
  3. Desarrollo :
    • Código abierto: a menudo desarrollado por una comunidad de voluntarios. Los usuarios pueden contribuir directamente a su mejora.
    • Propietario: desarrollado por empresas comerciales. Los usuarios no suelen tener influencia directa en el desarrollo.
  4. Personalización :
    • Libre: muy personalizable, ya que el código fuente es abierto.
    • Propietario: la personalización puede limitarse a las funciones y opciones proporcionadas por el editor.
  5. Seguridad y transparencia :
    • Código abierto: La posibilidad de examinar el código fuente ofrece una transparencia total, lo que puede permitir detectar y resolver rápidamente los problemas de seguridad.
    • Propietario: Los usuarios tienen que confiar en el editor en lo que respecta a la seguridad, ya que no tienen acceso al código fuente para examinarlo.
  6. Compatibilidad e interoperabilidad :
    • Libre: suele seguir estándares abiertos, lo que facilita la interoperabilidad con otros programas.
    • Propietario: Puede utilizar formatos o protocolos cerrados, lo que puede limitar la interoperabilidad.

Algunos ejemplos de sistemas operativos libres son GNU/Linux (distribuciones como Ubuntu, Debian, Fedora) y algunos derivados de BSD. Ejemplos de sistemas operativos propietarios son Windows de Microsoft y macOS de Apple. Es importante señalar que «clásico» no siempre es sinónimo de «propietario». El término «clásico» puede referirse simplemente a sistemas operativos establecidos o tradicionales, ya sean libres o propietarios.

 

¿Cómo puedo conseguir y utilizar un sistema operativo gratuito?

Para obtener y utilizar una versión gratuita de un sistema operativo en smartphones u ordenadores, primero hay que elegir una distribución adecuada para el dispositivo. En Internet, toda una comunidad especializada en el desarrollo informático ofrece versiones gratuitas de sistemas operativos. Entre las opciones más populares están Ubuntu o el proyecto Debian. Para smartphones, son habituales alternativas como LineageOS o /e/OS. Todo lo que tienes que hacer es descargar la imagen del sistema desde el sitio web oficial.

Estos proyectos creados por la comunidad te dan la libertad de modificar tu dispositivo para adaptarlo a tus necesidades y expectativas. Optar por un sistema operativo libre significa elegir libertad, transparencia y control sobre tu tecnología.

A diferencia de los sistemas propietarios, en los que el usuario suele estar limitado por licencias restrictivas, un sistema de código abierto garantiza un acceso sin restricciones al código fuente. Esto no sólo ofrece una transparencia total, eliminando las zonas grises sobre lo que realmente hace el software, sino que también permite una personalización sin precedentes, adaptando el sistema a las necesidades exactas del usuario. Además, la naturaleza colaborativa del software de código abierto garantiza actualizaciones periódicas, normalmente impulsadas por una comunidad apasionada y dedicada. Esto fomenta la innovación al tiempo que identifica y rectifica vulnerabilidades rápidamente, garantizando una mayor seguridad. Al elegir una versión libre, apoyas un ecosistema que valora los derechos de los usuarios, la colaboración y la democratización tecnológica, al tiempo que tomas el control de tu futuro digital.

 

Si te interesa un sistema de código abierto que respete tu privacidad, echa un vistazo a eFoundation.

Available Coupon

X